Carignan chileno

El Carignan como variedad se caracteriza por su alta acidez, altos taninos y color profundo. La histórica popularidad de esta variedad se debe a su capacidad de producir enormes rendimientos, resultando en vinos carentes de fruta y delicadeza. Son las vides viejas de Carignan plantadas en suelos pobres las que pueden dar origen a vinos de muy buena calidad.

secano-maulino-intLa historia cuenta que a Chile, la Carignan es traída en 1947 desde el sur de Francia para complementar a la cepa País. Se pierde en mezclas para producción granel hasta los años ochenta cuando Miguel Torres, con sus recién llegados tanques de acero inoxidable, se empeña en revitalizarla. Es a fines de los noventa que los productores chilenos se autodesafían en busca de variedades no clásicas y piden la autorización al SAG para etiquetar con el nombre del varietal Carignan. Recién una década después se concretaría  inversión de marketing en estos vinos y su historia, particularmente, en los provenientes del secano interior del valle del Maule.

Hoy, las 1,800 hectáreas plantadas de Carignan no sólo diversifican el portafolio nacional de vinos de alta calidad sino que han despertado la economía de la región vitivinícola más extensa del país, aumentando el precio por kilo a USD$1.3, ocho veces el de la País.

De los Carignan que tengo al frente, rescato la pureza de varietal en Vigno Cordillera de Miguel Torres, los taninos suaves de Orzada de Odfjell ( aunque no alcanza a compensar por los 15 grados de alcohol desbalanceado), la sutileza de las especias en nariz y balance de Vigno De Martino y el final largo de Vigno Lapostolle. Los dos primeros en el rango de precio medio (USD$10-20) y los dos segundos en el rango de precio alto (USD$20-30).

Más información en www.vigno.org

Volver a glosario